José Luis Torres Vildósola y Juan Crisóstomo de Arriaga

De TorresQuevedo
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

José Luis Torres Vildósola, abuelo de Leonardo Torres Quevedo, fue para algunos autores uno de los personajes más distinguidos de Bilbao, y un gran melómano. Se le atribuye la creación de la primera Sociedad Filarmónica de Bilbao, y una estrecha relación con el famoso compositor bilbaíno Juan Crisóstomo de Arriaga.

Todos los biógrafos de Arriaga le citan, junto a su hija Luisa de Torres y Urquijo, pues ambos figuran en la dedicatoria de la primera composición conocida del famoso músico: Nada y Mucho

La partitura original para tres instrumentos, fue transformada en un octeto en la edición publicada en 1929 (Archivo Foral de Bizkaia, signatura MUS 0116/10). En este pequeño libro aparece un dibujo a plumilla atribuido al mismo Arriaga, en el que aparecen ocho músicos y un Director. A partir de aquí los autores ya no se ponen de acuerdo en diversas informaciones relacionadas con esta circunstancia:

  • Está en cuestión si un niño de 11 años puede realizar un dibujo tan detallado. Quizás Arriaga hizo esta obra posteriormente, incluso cuando estaba ya en París. En cualquier caso, es un importante testimonio que avala la existencia de este tipo de salones, donde la alta sociedad bilbaína se reunía para asistir a conciertos musicales.
  • El edificio donde se celebra el concierto: Bidebarrieta, Correo, Estufa
  • Los personajes que figuran en el dibujo, quitando al propio Arriaga y a Luisa Torres: Ramón Prudencio Arriaga a la guitarra, José Luis Torres entre los músicos...
  • Algún autor considera que el dibujo corresponde a una representación del Opus 1-Noneto de 1818.