Leonardo Torres Quevedo y el esperanto

De TorresQuevedo
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Leonardo Torres Quevedo, como otros científicos destacados de su época, apoyaba el esperanto como un lenguaje de comunicación universal.

En un artículo de José Antonio del Barrio Unquera [1], de la Federación Española de Esperanto, se dan datos del interés de Leonardo Torres Quevedo por el esperanto, idioma que por lo visto conocía y hablaba:

  • La primera referencia conocida es en Bilbao en 1906, apoyando la constitución del grupo esperantista local, pionero en el país.
  • Posteriormente hacia 1922, como miembro del Comité Internacional de Cooperación Intelectual instituido en el seno de la Sociedad de Naciones, defendió sin éxito una propuesta para que el esperanto fuera considerado como “un idioma auxiliar artificial para facilitar las relaciones científicas entre los distintos pueblos".
  • En 1925 participó como representante oficial del gobierno español en la "Conferencia Internacional sobre el Uso del esperanto en las Ciencias Puras y Aplicadas" celebrada en París, junto con Vicente Inglada Ors y Emilio Herrera Linares.

El 24 de septiembre de 2006, El Correo publica un largo artículo con motivo del centenario del Telekino [2]. Entre los homenajes que recibe Leonardo, el periódico menciona uno con protagonismo del esperanto:

Su éxito en Bilbao fue innegable. Cuatro días después del estreno del telekino, 21 ingenieros de caminos se reunieron en los locales de la Sociedad Bilbaína para rendirle un merecido homenaje. Allí se decidió regalar a Torres Quevedo las insignias de la cruz de Carlos III. Como nota curiosa, en aquel banquete se habló una nueva lengua que amenazaba con revolucionar las comunicaciones internacionales: el esperanto. Y es que Torres Quevedo era un esperantista acérrimo. Así que el encuentro también se convirtió en un acto de propaganda para un idioma considerado como útil y fácil.

En esa época eran miembros de esa Sociedad varios activistas del Grupo Esperantista de Bilbao, que se había fundado en mayo del mismo año, entre los cuales figuraba Víctor Olegario de Allende, vicepresidente del Grupo, y también ingeniero de caminos de la Diputación de Vizcaya.



Citas

  1. Leonardo Torres Quevedo y el esperanto, artículo de J. A. Barrrio (2003)
  2. del Barrio 2006