Monte Ulía - Balleneros

De TorresQuevedo
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Atalayas del Ballenero, del Águila, y del Rey

Desde estas peñas los vigías contratados por el puerto de Donostia-San Sebastián oteaban el horizonte en busca de ballenas. Cuando localizaban una de sus presas, daban aviso a los marineros que esperaban en el puerto. Utilizaban telas de colores, con una especie de código asociado para que sus avisos fuesen en cierto modo "secretos". De esta forma sólo los marineros donostiarras sabían interpretarlos, aunque las señales eran visibles desde otros lugares.





Hoy están rodeadas de árboles y vegetación y no se puede ver el mar. También han desaparecido las barandillas y protecciones, y es bastante arriesgado subir a ellas.