Las casas de Leonardo Torres Quevedo y su familia

De TorresQuevedo
Revisión del 15:27 28 feb 2021 de Josu (discusión | contribs.)
(difs.) ← Revisión anterior | Revisión actual (difs.) | Revisión siguiente → (difs.)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Las casas de Leonardo

Leonardo Torres Quevedo tuvo a lo largo de su vida varios domicilios en diversas ciudades y poblaciones. Las más significativas estaban situadas en Molledo-Portolín, Madrid, Santander y Bilbao.


Molledo-Portolín

Casa natal: una gran mansión, que tenía en la planta baja un gran recibidor, una capilla y la biblioteca. En la primera planta un salón, una sala y una cristalera que dejaba ver la escalera. En la segunda planta estaban la cocina, dormitorios, baños, salas para juegos y el salón comedor. La última planta la ocupaban las personas que estuvieron al servicio de la familia Torres Quevedo.

También en Molledo Leonardo utilizaba una nave industrial denominada "la cobrera" para desarrollar sus inventos.

Noticias en prensa:


Residencias en Bilbao

Casa familiar:

  • 1857: la familia formada por Luis Torres de Vildósola y Urquijo y Valentina Quevedo de la Maza vivían en la calle Pelota nº1, piso 2. En el documento "Vecindad de Bilbao y Artigas" de 16 de enero de 1857 figura "Luys Torres Urquijo", de profesión "Yngeniero Cibil", con una nota indicando que "está ausente".
  • 1867-1872: a la vuelta de Luis Torres de Vildósola y Urquijo a Bilbao como Director Gerente del FC de Tudela a Bilbao (1867 a 1872), la familia reside en el Palacio Gortázar, en la calle Correo, tal y como se acredita en el censo de Bilbao de 1868.

Las casas de Leonardo en Madrid

En 1878, Leonardo residía en Madrid en el mismo domicilio que su padre, en la Calle de la Reyna número 45 duplicado (del poder emitido en esa fecha a nombre de su padre)

1901: Como académico electo de la Real Academia de Ciencias Exactas figura su domicilio en la calle Amor de Dios, 3

En el corazón del barrio de Chueca se encuentra una calle diminuta con un curioso nombre, la calle "Válgame Dios". Leonardo Torres Quevedo adquiere un edificio completo, donde en 1978 todavía residían dos de sus hijas.



Referencias

  • Artículo en "Historia 16" nº 26 (junio 1978)